Chistes de hombres

En ésta categoría hay 4377 chistes, ordenados en 438 páginas.

18 % de los hombres casados dicen que sus mascotas saben escuchar mejor que sus esposas.

Ver Agregado

-Benito Carlos del Toro tenía varios días de que le dolía mucho la cabeza y a pesar de que había visto a varios especialistas, estos no podían quitarle el malestar. Le habían dado toda clase de tratamientos, pero el dolor seguía. Un día, caminaba por la calle con la cara que mostraba muchos signos de dolor y se encuentra a Puto Pelo y este le dice:
-Puto Pelo: Veo que tiene mucho dolor. Si me das dulce de leche, te puedo decir el nombre de un doctor que te puede curar.
-Y Benito le dio dulce de leche.
-Puto Pelo: Ve con el doctor Zacarías Bello Delano.
-Don Benito: Pero, pero, ese es un veterinario.
-Puto Pelo. Ve con él. El te curará.
-En su desesperación, Don Benito Carlos del Toro pensó que no tenía nada que perder. Así que se fue directo a la clínica.
-Zacarías: Eh, le voy a ser honesto. Yo ni siquiera soy veterinario, pero, déjeme examinarlo.
-Después de examinarlo le comentó:
-Zacarías: Mire, yo tengo la solución a su problema. Es muy fácil, lo he resuelto con diferentes caninos. Ay uy, perdón, personas. Su problema se resuelve castrándolo.
-Don Benito: ¡¿Que?! ¡¿Usted establemente?! ¡Jamás voy a permitir que me corten los huevos y el ****! ¡Me largo de esta pocilga!
-Don Benito se fue a casa resignado, pero desafortunadamente Don Benito seguía con su problema: los dolores de cabeza. Ya desesperado y después de evaluar los pros y contras de la castración, acepta el remedio y se dirige a la clínica para probar su última opción.
-Don Benito: Pero, ¡que carajo! ¡Yo no debería estar anestesiado!
-Zacarías: Oh, demonios, sabía que se me estaba olvidando algo.
-Después de una cirugía de 2 horas, se queda sin **** ni testículos. Unos días más tarde, para su sorpresa, ya no le dolía la cabeza. Así siguió por algún tiempo, lo que le dio mucho ánimo y decidió ir con un sastre para que le hicieran un traje nuevo. Se sentía renovado. Así que decidió buscar a Puto Pelo para que le recomendara un sastre. Después de buscarlo todo el día, lo encontró en un reconocido bar.
-Puto Pelo: Si me das dulce de leche, te recomiendo un sastre.
-Don Benito: Mira, Puto Pelo, yo hablaba de ti de todas tus recomendaciones, pero después de que me recomendaste con ese hombre y me solucionó esos problemas de cabeza, lo único que tengo hacia ti son agradecimientos. Así que mande un tráiler de dulce de leche para tu casa.
-Puto Pelo lo mandó con Jaimito, el mejor sastre de la ciudad. Muy reconocido por la gente por su capacidad de detectar el gusto y las necesidades de las personas. Llega Don Benito y Jaimito le dice:
-Jaimito: Bienvenido. Pase usted, buen hombre. Si quiere un traje talla 38, yo se lo puedo hacer en 2 días.
-Don Benito lo podía creer. ¿Cómo podría Jaimito la talla sin haberlo medido? Entonces le pregunta:
-Don Benito: A ver, a ver, no lo entiendo. ¿Cómo le hizo para saber mi medida? A poco, ¿también sabe el número de talla de mi pantalón?
-Jaimito: Claro, yo se todo. Tengo muchos años de experiencia. Le puedo decir la talla del pantalón, la camisa, corbata y hasta la de los calzoncillos.
-Don Benito: Usted me está mintiendo. Lo dudo mucho. Pero, a ver, dime las medidas de todo.
-Jaimito: A ver, veamos: Zapato 10.5 americano. El pantalón de cintura 36 y de largo 32. La camisa al cuello 16.5 y de largo 15 pulgadas y sus calzoncillos son talla 35. ¿Cómo lo ve?
-Don Benito: Muy impresionante. Usted podrá ser un buen sastre, pero no le acierta todo. Ejemplo: Las medidas del pantalón, los zapatos y la camisa que dijo fueron correctas, pero con la medida del calzoncillo no acertó porque yo no uso 35. Yo siempre me pongo la medida 32.
-Jaimito: Se equivoca, amigo mío. Si usted usa calzoncillos talla 32, le va a apretar muchísimo los testículos y el **** y eso le va a causar unos dolores de cabeza insoportables.

Ver Agregado

Estaba Jaimito con Pepito en un bar, cuando este le dice:
Jaimito: ¿Sabes, Pepito? Han abierto el restaurante ''Pida con poesía y se le atenderá con cortesía''. ¿Qué te parece si vamos?
Pepito: Muy bien. Pero tú pagas porque estoy más con el chavo del 8.
Pepito y Jaimito entran en el restaurante y se sientan en una mesa. Estaban haciendo gestos, pero nadie le atendía. Llega un mesero al lado suya y Jaimito dice:
Jaimito: ¡Eh, tu, mesero, te estoy hablando! Ven para aca.
Pero el mesero no les hacía caso. Pepito y Jaimito, ya furiosos, deciden irse del local, pero luego aparece 1 señor con 1 señora y se sientan en una mesa al lado suya. El hombre hace un gesto y dice:
José: Lero, lero, señor mesero.
En menos de un segundo, llega el mesero y dice:
Mesero: A sus órdenes, ilustre caballero. Aquí esta su mesero que los atiende con esmero.
José: Para mi sobrina cuyo nombre es Josefina, traiga un caldo de gallina, y para mí, que me llamo José, traigame una taza de café.
El mesero apunta el pedido y va a por ello. Pepito y Jaimito están estupefactos. Practican lo que han oído durante 15 minutos, y una vez practicado, Jaimito le dice al mesero:
Jaimito: Lero, lero, mesero ****.
Mesero: A sus órdenes, pinches comperos.
Jaimito: Para mi amigo Pepito, una carne asada, hijo de la chingada, y para mí, una pata de jamón, grandísimo ****.
Mesero: ¿Quiere una ensalada, hijo de la chingada?
Jaimito: Sí, pero sin vinagre, hijo de tu****madre.

Ver Agregado

- Mamá, ¡en la clase soy el más alto y el que más sabe!
Claro hijo, si eres el profesor...


-Era un hombre tan pero tan vago, que un día le dice a su mujer:
María, tráeme la crema para las picaduras de arañas.
¡¿Te ha picado uno?!
No, pero se está acercando...

Ver Agregado

Hombre que aun cuando esta peliado con su novia, le recuerda que la ama, ese es el hombre que todas las mujeres merecen.

Ver Agregado

Se supone que un hombre debe morir en defensa de su familia o de su país. ¿Por qué no en aras de la humanidad?

Ver Agregado

La diferencia entre el silencio de un hombre y el de una mujer es que el hombre lo usa para pensar y la mujer para enojarse.

Ver Agregado

El hombre sólo necesita a 3 personas en su vida:
1. Una mujer a quien amar.
2. Un peluquero que lo arregle.
3. Un taquero que lo alimente.

Ver Agregado

El hombre es el único animal que come sin tener hambre, bebe sin tener sed y habla sin tener nada que decir. - Mark Twain

Ver Agregado

Un hombre va caminando por la calle, ve una tienda de ropa, entra y comienza a pelearse con el maniquí.
- Oiga, que hace pegando a este maniquí
- ¡Es que no soporto a las personas falsas!

Ver Agregado