Chistes de hombres

En ésta categoría hay 4377 chistes, ordenados en 438 páginas.

Un señor va por el campo con su mula y su perro.
La mula, muy cargada, no puede más y se para, hincando las rodillas en tierra, a punto de desplomarse. El hombre, cada vez más molesto e impaciente, comienza a azotar con una vara al pobre animal, hasta que la mula coge y le dice:
- Antonio, ¿así me tratas después de todos estos años en los que te he ayudado fielmente, sin flaquear ni una sola vez hasta hoy, que estoy ya cansada y mayor?
El hombre se asusta y sale corriendo con el perro a su lado. Se detienen casi medio kilómetro más lejos, apoyándose en un árbol mientras intentan recuperar el aliento.
- ¡¡Joder!! -dice el perro-, ¡¡Menudo susto nos ha dado la mula cuando se ha puesto a hablar!!

Ver Agregado

Dejas de ser una niña cuando ya no crees en los Reyes magos o Santa claus y dejas de ser una pendeja cuando ya no crees en los hombres.

Ver Agregado

Un hombre le dice a su esposa:
- Mi amor, esta noche voy a amarte
- Pues mejor vete a Jupiter

Ver Agregado

En un templo entro un hombre pobre a vender huevos porque tenia muchas gallinas.

Le dice el Padre al Sacristán en voz baja, "Sacame a ese cabron de los huevos."

El Sacristán le dice, "Mejor lo saco de las orejas.

Ver Agregado

Llegan, te sonríen, te hablan bonito, te conquistan y al final te cambian por una fácil. Así son.

Ver Agregado

Esto es un hombre mayor que va a su médico, pero va acompañado de dos preciosas mujeres morenas, de cuerpos voluptuosos y sonrisas radiantes. El doctor, sorprendido le pregunta:
- Pero Ramiro ¡¿Cómo está usted?!
- Bien, doctor, he seguido sus indicaciones y mano de santo oiga!
- Le dije que necesitaba dos muletas ¡no dos mulatas!

Ver Agregado

-Mujer: ¡Amor de mi vida! ¡Jaimito! Hoy es el día en el que vamos a ver a mi mama. Espero que hayas llevado el carro al taller como te pedí. Recuerda que no podemos darnos el lujo de quedarnos en un hotel si se nos descompone el carro.
-Jaimito: Este... Si lo lleve.
-Un momento más tarde:
-Mujer: ¡Coño, Jaime! Solo tenías que hacer una sola cosa. ¡Una sola cosa!
-Un par de kilómetros más adelante, encontraron un hotel y decidieron pasar la noche.
-Recepcionista: Oh, nuevas víctimas. Oh, digo, huéspedes. Bienvenidos al hotel Tecojohorita. ¿En que puedo ayudarles?
-Jaimito: Mire, buen hombre. Necesito una habitación. Deme la mas económica que tenga. Veo que este hotel es de pedorraje y no tenemos tanto presupuesto.
-Recepcionista: A ver que le dice el sistema. Perfecto. Aquí hay una. El botones os llevará a su cuarto. Mañana le dejaremos la factura en la puerta.
-Jaimito: Mierda, esto se ve algo caro.
-Al llegar la mañana:
-Al dia siguiente, la factura estaba en la puerta como le prometía el recepcionista. Jaimito la levantó y leyó de inmediato el gran total.
-Jaimito: ¡Oiga! ¡He estado leyendo la factura y aquí hay cosas que están equivocadas!
-Recepcionista: A ver, ¿en que puedo ayudarles?
-Jaimito: ¡Mire! Aquí dice: Uso de la piscina: 1000 dólares. ¡Ni yo ni mi mujer hemos usado la piscina ni un solo día!
-Recepcionista: Oh, ya veo. Pero, ¿qué le puedo decir? Hay piscina. La tenía a su disposición y si no la ha usado, es su problema.
-Jaimito: ¡¿Quién dice: Uso de cuarto de juegos y bar: 2000 dólares?! ¡Ni siquiera sabía que existía eso!
-Recepcionista: Mire joven, pero el cuarto de juegos y bar existe y si no lo ha usado, es algo que a nosotros no nos importa. Es su problema.
-Jaimito: ¿Qué me dice lo de: Entradas al cine para ver la película de ''Puto Pelo contra las momias? ¡No hemos visto esa película y ni sabíamos que el hotel tenía cine!
-Recepcionista: ¿Qué quiere que le diga? Ahí está la sala de cine. Ahí la tenía.
-Jaimito: Por último, aquí dice: Uso del gimnasio: ¡¿400 dólares?! y ¡ni yo ni mi mujer hemos usado ese gimnasio!
-Recepcionista: ¿Y del tamaño de este gimnasio? Mire todas las máquinas. Si no lo ha usado, es algo que a nosotros no nos importa.
-Jaimito: Bien, bien. Entonces la cuenta asciende a: 5000 dólares, ¿verdad? Pues aquí les dejo 1 dólar y cerramos la cuenta.
-Recepcionista: ¿Que? ¿Cómo ha dicho?
-Jaimito: Lo que ha dicho.
-Recepcionista: ¡Pero faltan 4999 dólares!
-Jaimito: Así es, pero lo que cobro para tener relaciones sexuales con mi mujer.
-Recepcionista: ¡Pero si no la hemos tocado! ¡Les juro que ningún empleado de este hotel les ha hecho el menor intento de ponerle un dedo a su mujer!
-Jaimito: Así es, pero ahí la tenían. Si no lo han hecho, no es nuestro problema.

Ver Agregado

Los hombres roncan en la noche para proteger a sus esposas del coco

Ver Agregado

Las mujeres quieren hombres románticos, para ignorarlos. Después se topan con un cabron y andan llorando las pendejas.

Ver Agregado

Educad a los niños y no será necesario castigar a los hombres

Ver Agregado